La Conferencia


Agenda

* Portugal – Gran Bretaña El gobierno portugués presentó un proyecto conocido como “Mapa rosado“en cuál unieron las colonias de Angola y de Mozambique. Todos los países pero Reino Unido convinieron con este proyecto. En 1890 el gobierno británico, en la abertura del Tratado de Windsor y del tratado de Berlín sí mismo,[citación necesitada] lanzó ultimatum forzar a los portugueses retirarse de esta área.

* Francia – Gran Bretaña Una línea que funciona de Opinión en Niger a Baroua, en la costa de nordeste de Lago sábalo resuelto qué parte perteneció quién. Francia poseería el territorio al norte de esta línea, y el Reino Unido poseería el territorio al sur de él. El Nilo El lavabo sería británico, con el francés tomando el lavabo de Lago sábalo. Además, entre los 11mos y décimo quintos grados longitud, la frontera pasaría en medio Ouaddaï, que sería francés, y Darfur en Sudán, para ser británico. En realidad, a tierra de ningún hombre 200 kilómetros fue puesto de par en par en lugar entre el 21ro y 23ro meridiano.

* Francia – Alemania El área al norte de una línea formada por la intersección del 14to meridiano y Miltou fue señalada el francés, de que al sur que era alemán.

* Gran Bretaña – Alemania La separación vino bajo la forma de línea que pasaba a través Yola, en el Benoué, Dikoa, yendo hasta la extremidad de Lago sábalo.

* Francia – Italia Italia era a propio qué miente norte de una línea de la intersección del Trópico del cáncer y el 17mo meridiano a la intersección del décimo quinto meridiano paralelo y 21ro.

http://www.worldlingo.com/ma/enwiki/es/Berlin_Conference_%281884%29

Anuncios

En nombre de Dios todopoderoso.

Su majestad el Rey de España; S.M. el Emperador de Alemania, Rey de Prusia; S.M. el Emperador de Austria, Rey de Bohemia, etc. (…)

Deseando establecer en un espíritu de entendimiento mutuo, las condiciones más favorables al desarrollo del comercio y de la civilización en determinadas regiones de África, y asegurar a todos los pueblos las ventajas de la libre navegación por los principales ríos africanos que desembocan en el océano Atlántico; deseosos, por otra parte, de prevenir los malentendidos y las disputas que pudieran suscitar en el futuro las nuevas tomas de posesión efectuadas en las costas de África y preocupados, al mismo tiempo por los medios de aumentar el bienestar moral y material de las poblaciones indígenas, han resuelto (…):

1º Declaración relativa a la libertd de comercio en la cuenca del Congo, sus desembocaduras y países circunvecinos, con disposiciones relativas a la protección de los indígenas, de los misioneros y de los viajeros, y a la libertad religiosa.
2º Declaración referente a la trata de esclavos y las operaciones que por tierra o por mar proporcionan esclavos para la trata.
3º Declaración relativa a la neutralidad de los territorios comprendidos en la cuenca convencional del Congo.
4º Acta de navegación del Congo.
5º Acta de navegación del Niger.
6º Declaración que establece en las relaciones internacionales reglas unformes respecto a las ocupaciones que en adelante puedan verificarse en las costas del continente africano.

Artículo 34. Toda potencia que en lo sucesivo tome posesión de un territorio situado en la costa del continente africano, pero fuera de sus posesiones actuales, o que no poseyendo ninguno hasta entonces, llegase a adquirirlo, así como toda potencia que se haga cargo en aquélla de un protectorado, acompañará el Acta respectiva de una notificación dirigida a las restantes potencias firmantes de la presente Acta, con objeto de ponerlas en condiciones de hace valer sus reclamaciones, si hubiese lugar a ellas.

Artículo 35. Las potencias firmantes de la presente Acta reconocen la obligación de asegurar, en los territorios ocupados por ellas en la costa del continente africano, la existencia de una autoridad suficiente para hacer respetar los derechos adquiridos y, llegado el caso, la libertad de comercio y de tránsito en las condiciones en que fuese estipulada.”

http://www.claseshistoria.com/imperialismo/%2Bconferenciaberlin.htm

En el conjunto del panorama geopolítico africano se plantean un par de cuestiones concretas que centran las rivalidades de los colonialismos europeos y que influyen en las actitudes y decisiones de la conferenia. Por un lado, se trata de la cuestión de la soberanía territorial y de los países que podían tener derechos históricos, en principios, a ocupar los territorios interiores por su permanente establecimiento, dividiéndose los países en dos grupos de opinión: las potencias ya con colonias en las costas de África que reivindican su derecho y prioridad a penetrar en la zona interior, y las potencias que defienden que el derecho de ocupación procede de la ocupación territorial activa y del establecimiento a firme en el territorio. Por otro, se trata de la cuestión del Imperio colonial contínuo, con la formación y posesión de grandes ejes coloniales que atraviesen el continente en sentido horizontal o vertical sin salir de la soberanía colonial de un Estado europeo. Tres proyectos intentan transformarse en realidad en este sentido: Francia, con el eje este-oeste, entre Senegal y Gabón por el Sáhara y Sudán hacia Somalia; Portugal, en África al sur de Ecuador, entre Angola y Mozambique, y Gran Bretaña, con el eje norte-sur, entre El Cairo y El Cabo por África oriental, central y austral,siendo este eje el que se impondrá tras los choques de la crisis del ultimátum (1890) entre Inglaterra y Portugal, y el incidente de Fashoda (1898) entre Inglaterra y Francia, que se resolvieron con sendas victorias británicas.
La Conferencia de Berlín, convocada conjuntamente por Francia y Alemania, se celebró entre el 15 de noviembre de 1884 y el 26 de febrero de 1885. Las naciones asistentes fueron: Alemania, Austria-Hungría, Bélgica, Dinamarca, España, EE.UU., Francia, Gran Bretaña, Holanda, Italia, Portugal, Suecia, Noruega y Turquía. Ningún país africano estuvo representado. El día de la inauguración de tan solemne reunión, a las dos en punto, Bismarck abrió la primera sesión y aceptó la presidencia. En su discurso aseguró que el propósito de la Conferencia era promover la civilización de los africanos abriendo el interior del continente al comercio. Después, definió los tres objetivos específicos de la reunión: libertad de comercio en el Congo y el Niger y acuerdo sobre las formalidades para una válida anexión de territorios en el futuro. Señaló, igualmente, que no se entraría en cuestiones de soberanía. Y tras insistir en que la Conferencia serviría a la causa de la paz y la humanidad, Bismarck finalizó su intervención dando una impresión de incertidumbre y ambigüedad.

La Conferencia de Berlín, no regularizó la disputa por África, simplemente, señaló el hecho de su participación. Al establecer de esta manera en las relaciones internacionales las normas y condiciones para las nuevas y sucesivas ocupaciones en África, fijó las bases de lo que iba a ser el reparto colonial del continente entre los imperialismos, ya actuantes y desde entonces incrementados, completándose así el reparto, de forma inmediata, en apresuradas ocupaciones efectivas, que ocasionaron nuevas resistencias y rivalidades, así como enfrentamientos resueltos por tratados y acuerdos entre las potencias coloniales, dentro del marco internacionalmente fijado, y que cubrirá el período siguiente, hasta dejarlo totalmente terminado, y a toda África bajo la acción del triunfante imperialismo europeo, desde comienzos del siglo XX.